RPMForge, un repositorio muy útil


Durante el día de ayer detallabamos la forma de mantener actualizado nuestro sistema operativo con la ayuda de Yum, el gestor de paquetes que viene incluido en algunas de las distribuciones Linux más populares del mercado. Sin ir más lejos, este tipo de gestores funcionan con repositorios.

Concretamente, los repositorios son servidores que se dedican a almacenar distintos paquetes. De esta forma, si añadimos un repositorio a nuestro equipo, tendremos la posibilidad de instalar una ampliar variedad de aplicaciones nuevas. Así, podemos encontrar repositorios centrados en programas multimedia o incluso exclusivos de software de seguridad.

Hoy vamos a detallar el funcionamiento de RPMForge, uno de los repositorios más populares de los últimos años. En él tendremos la posibilidad de encontrar todo tipo de paquetes, actualizados con el fin de dar a nuestro equipo una capa adicional de seguridad.

Hace unos meses, el sitio oficial cambiaba su nombre, por lo que ahora se llama Repoforge. La idea principal no cambia, pero sí tendremos que hacer algunas modificaciones en la instalación del repositorio.

En primer lugar, tenéis que saber que Repoforge sólo sirve para distribuciones Red Hat Enterprise Linux, CentOS y Scientific Linux. Las demás distribuciones no están soportadas. Incluso, si añadimos el repositorio a otro sistema no soportado podríamos tener graves problemas en los paquetes.

Para instalar Repoforge en nuestro sistema, deber tener en cuenta la distribución que tenemos instalada. En la página oficial se encuentra una lista con los archivos que tendremos que descargar para poder instalar la aplicación de forma correcta.

Imaginemos que tenemos una máquina con CentOS 6, bajo una arquitectura de 64 bits. Para instalar el repositorio tendríamos que ejecutar los siguientes comandos:

wget http://pkgs.repoforge.org/rpmforge-release/rpmforge-release-0.5.2-2.el6.rf.x86_64.rpm
yum install rpmforge-release-0.5.2-2.el6.rf.x86_64.rpm

Realizado este paso, sólo queda actualizar nuestro gestor de paquetes para que nos muestre los cambios:

yum check-update

A partir de aquí, el repositorio quedará instalado en nuestro sistema y podremos utilizarlo para instalar, actualizar y desinstalar aplicaciones.


Deja un Comentario