Tar, un programa para comprimir nuestros archivos


No es raro que cuando tenemos muchas carpetas queramos comprimirlo todo para ahorrar espacio. Hay utilidades muy buenas y efectivas para esta tarea, pero hoy tenemos que prestar atención a Tar, un compresor de archivos que durante los últimos años ha ganado una gran cantidad de usuarios.

Y es que su utilidad no es poca, ya que puede ser utilizado para comprimir todo tipo de ficheros e, los cuales pueden ser transportados posteriormente a otras ubicaciones. Por supuesto, la cantidad de funciones que tiene la aplicación tampoco es pequeña.

Concretamente, Tar es considerado como un formato de archivos, utilidado en Linux pero no exclusivo de este sistema operativo, con el que se pueden almacenar y comprimir distintos tipos de ficheros. Así, podemos comprimir varios archivos en un único .tar, que luego podremos transportar a la ubicación que queramos.

La sintaxis de Tar es la siguiente: tar [-]función[modificador] fichero [directorio]

Algunos ejemplos:

  • tar -xvvf arch.tar: Descomprime el fichero arch.tar.
  • tar -cvvf arch.tar micarpeta/: Comprime el contenido de la carpeta micarpeta en el archivo arch.tar.
  • tar -xvvzf arch.tar.gz: Descomprime el fichero arch.tar.gz.

A continuación tenéis disponible una lista con algunas de sus opciones:

  • c: crea un nuevo archivo tar.
  • x: extrae los ficheros del archivo.
  • t: lista los ficheros del archivo tar.
  • r: añade nuevos ficheros al final del archivo tar.
  • u: almacena sólo los ficheros nuevos o modificados respecto a los del archivo tar.
  • A: añade un fichero tar a otro.
  • d: obtiene las diferencias entre los ficheros de la copia y los del disco.
  • –delete: borra un fichero del archivo tar.

No olvidéis que Tar es un programa completamente gratuito, y que puede ser utilizado en una amplia variedad de sistemas operativos.

Página oficial | Tar


Tags: ,

Deja un Comentario